Incendio en Recoleta: las víctimas de la tragedia integraban una reconocida familia de la comunidad judía

Las cinco víctimas mortales del trágico incendio ocurrido en un edificio de Recoleta son integrantes de una reconocida familia de la comunidad judía asentada en esa zona de deslinde entre los barrios de Recoleta y Balvanera, muy cerca de la sede de la AMIA.

“Se trata de la familia Jabbaz, compuesta por Ioni y Sari, y tres de sus hijos”, informó la Agencia Judía de Noticias (AJN) en su sitio web. Las víctimas vivían en el séptimo piso. Allí vivían la pareja y nueve hijos.

Los tres chicos fallecidos fueron identificados como Rafael, Orly y Ester Jabbaz, de entre 5 a 7 años de edad, que habían sido trasladados al hospital Gutiérrez. En el Hospital Fernández falleció la madre de los menores, Sofia Kibudi. En el Hospital Ramos Mejía murió la tercera víctima, de 20 años, sin confirmación de su identidad, pero rescatada del mismo departamento donde se desató el trágico incendio. Autoridades de la comunidad judía confirmaron que se trata de otra de las hijas.

Luciano Skef, presidente de Jevra Hatzalah Argentina, el equipo de emergencias de la comunidad judía, que fueron los primeros en llegar, esta madrugada, al epicentro del incendio de dos de los pisos del edificio ubicado en Ecuador 1022, en Recoleta. “Murieron cuatro chicos y la mamá, son una familia religiosa que asiste a un templo a pocas cuadras de acá”, explica Skef a

Fuente: LANACION

También te podría gustar...

1 respuesta

  1. Juan dice:

    Accidente o atentado? Esta horrible tragedia coincide con la llegada de iranies terroristas

Deja un comentario

-------- *** -------

IMPORTANTE!: Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores, sobre quienes pueden recaer las sanciones legales que correspondan. Además, en este espacio se representa la opinión de los usuarios y no de los propietarios de este portal y http://www.prensaactivadigital.com.ar Los textos que violen las normas establecidas para este sitio serían eliminados, tanto a partir de una denuncia de abuso por parte de los lectores como por decisión del editor.